Las redes sociales han sabido dar una respuesta eficiente en cuanto al soporte a sus usuarios y a las empresas que, en buena medida, colaboran con ellas. Una muestra clara de ello son las actualizaciones de Facebook, que lanzó tres manuales de respuesta contra la COVID-19 para las empresas.

Con estos manuales, Facebook busca que las empresas no tengan pérdidas tan grandes en una temporada en la que, además de una emergencia sanitaria, se viene una muy probable y fuerte crisis económica.

Los manuales llevan por nombre Respondiendo al coronavirus: para anunciantes minoristas y Respondiendo al coronavirus: para anunciantes de comercio electrónico.

El primero de estos manuales se divide en tres secciones principales; cada una de estas hace invitaciones y sugerencias respecto a los siguientes temas:

Proteger la salud de los clientes: invitación a los dueños de comercios minoristas a evaluar de manera proactiva si están tomando las medidas sanitarias debidas y si es correcto que se mantengan aún abiertos al público en plena emergencia sanitaria.

Ofrecer alternativas: si no es posible mantener el negocio abierto por las medidas sanitarias, puede ser un excelente momento para ponerse creativo y buscar la manera de ofrecer sus servicios a distancia o a domicilio.

Aprovechar las tecnologías: si está dentro de las posibilidades del negocio, será muy beneficioso para la salud de los clientes y de los integrantes del equipo de trabajo en el negocio, realizar pagos mediante métodos en los que no se haga uso de efectivo o de tarjetas de crédito.

En el segundo de los manuales, enfocado en los anunciantes en la red, se brindan los siguientes consejos:

Aprovechar lo masivo de la red: internet es una de los medios más masivos de comunicación que existen actualmente, por ello se puede hacer buen uso de él, para informar sobre retrasos en el envío, escasez de inventario, cambios en las fechas de entrega estimadas y noticias especiales.

Mantener comunicación con los clientes: Una de las claves para que las empresas que tengan un espacio en la red puedan hacer más llevadera la situación de una emergencia sanitaria es mantener una comunicación constante con los clientes o seguidores.

Abrirse a la interacción con ellos y brindarles información de interés o tan sólo mantenerlos entretenidos durante el confinamiento es una buena medida para demostrar interés en ellos y, a la vez, que ellos tengan presente a las marcas que así lo hagan.

Sin duda, los negocios en esta temporada también están resultando afectados. El futuro de la economía se ve un tanto incierto y, en buena medida, se debe a esta paralización parcial de las empresas tanto chicas como medianas y grandes.