Twitter emprendió acciones en contra del uso indebido de su plataforma: busca concentrarse, principalmente, en los bots y en los perfiles automatizados que difunden mensajes específicos de forma amplia.

Dentro de las acciones que implementó Twitter, resalta la actualización de sus reglas sobre el uso de su API de desarrollador, es decir, el conjunto de definiciones y protocolos que son puestos en marcha para desarrollar e incorporar el software de las aplicaciones. 

Las reglas actualizadas del uso de su API de desarrollador incluyen regulaciones sobre investigación académica y coincidencias de perfiles anónimos con identidades existentes en el mundo real. 

El tema de los bots ha sido referente clave en cuanto a las discusiones de los tuits. El año pasado, el medio de información Wired reveló que los perfiles de bots estaban relacionados con el 60% de la actividad de tuits de algunos eventos. 

A inicios de este año, durante la crisis ambiental en Australia, debido a los incendios forestales, se descubrieron millones de cadenas de bots ligadas con la difusión de información errónea y alarmista sobre los eventos acaecidos. 

Otro ejemplo, sobre la influencia de bots en las discusiones generadas desde la plataforma de Twitter, fueron las elecciones del pasado 2016 de Estados Unidos. En esa ocasión, se descubrieron redes de bots interconectadas que tenían la función de influir en los debates de política. La red más grande fue de 500,000 cuentas falsas. 

Los bots son una preocupación constante en las plataformas de redes sociales, por ese motivo Twitter ha tomado medidas contundentes para su erradicación, como la prohibición completa de los anuncios políticos a finales del año pasado. 

De acuerdo con información del sitio Social Media Today:

“Es por eso que esta nueva actualización de la política de desarrolladores de Twitter podría ser particularmente relevante”.

En esta semana Twitter actualizó las reglas en el uso de su API de desarrollador. Al respecto, la compañía Twitter indicó, según información de la fuente citada:

"Cuentas de  bots: no todos los bots son malos. De hecho, los bots de alta calidad pueden mejorar la experiencia de todos en Twitter. Nuestra nueva política solicita que los desarrolladores indiquen claramente (en su perfil o biografía de la cuenta) si están operando una cuenta de bot, qué cuenta y quién es la persona detrás de ella, por lo que es más fácil para todos en Twitter saber qué es un bot y qué no".

Este tipo de medidas ejecutadas posibilita que se disminuyan los impactos de los estafadores de bots. Otra de las regulaciones incorporadas en su política de desarrollador es la generación de etiquetas para las cuentas administradas por bots, con lo que se buscaría reducir ese conflicto. 

La construcción de los bots se realiza en los sistemas que incorporen la API del desarrollador de Twitter, así que si no te quieres arriesgar a perder el acceso, sigue las reglamentaciones.

En relación con este tema, la fuente citada puntualiza:

“Si Twitter también buscara aumentar sus sanciones y acciones de cumplimiento a este respecto, eso podría agregar una capa completamente nueva de transparencia para los bots de Twitter, mientras que, nuevamente, permitiría a Twitter eliminar a aquellos que buscan hacer un mal uso de sus sistemas”.

Es fundamental que plataformas de redes sociales, como el caso de Twitter, implementen nuevas acciones para frenar este tipo de conductas indebidas, ya que fomentan un clima de discordia en la opinión pública.