Recientemente, WhatsApp lanzó un nuevo centro de ayuda que tiene como objetivo hacer que los usuarios de la plataforma se mantengan informados con fuentes mucho más confiables y verificadas, para combatir la desinformación que se ha dado en la plataforma.

WhatsApp es una de las aplicaciones con más usuarios a nivel mundial, con un estimado de 2 mil millones de usuarios activos.

Es el servicio de mensajería con más usuarios activos en la tierra, sin embargo, este alcance puede ser peligroso para campañas de desinformación.

En meses recientes y con la creciente pandemia de coronavirus, redes sociales se han vuelto blanco de una infinidad de notas falsas y campañas de desinformación que muchas veces sólo crean una atmósfera de alarmismo entre los usuarios.

A raíz de este tipo de publicaciones y campañas, el conglomerado más poderoso de redes sociales: Facebook, Instagram y WhatsApp, tomó medidas para impedir que estas falsas noticias lleguen a los usuarios.

Dentro de las medidas que se han tomado en la plataforma, se encuentran consejos para que las personas que se encuentran trabajando desde casa, sepan administrarse, y administrar sus tiempos.

Otra de las medidas que se incluyen en este centro de ayuda es la curaduría de notas y noticias de último minuto relacionadas con el tema del COVID-19.

El jefe de WhatsApp, Will Cathcart, explicó lo siguiente:

"Hoy WhatsApp ha lanzado un centro para trabajadores de la salud, educadores, pequeñas empresas y otros que están utilizando WhatsApp para apoyarse mutuamente durante esta crisis extraordinaria. Agradecemos a W HO, PNUD y UNICEF  por coordinar la respuesta a este crisis, incluido el uso de WhatsApp para hacerlo. Ya varios ministerios de salud están proporcionando actualizaciones a los ciudadanos en WhatsApp y ampliaremos estos servicios juntos".

No sólo WhatsApp ha puesto su granito de arena, pues varias redes sociales, como LinkedIn, Snapchat y, por supuesto, Facebook e Instagram, han hecho un esfuerzo mancomunado para evitar que las noticias falsas y alarmistas lleguen a las personas.

A estos esfuerzos se suman los de funcionarios públicos y políticos que piden a las personas no caer en estas campañas de desinformación. Tal es el caso de Leo Varadkar, primer ministro de Irlanda, que dijo lo siguiente en un hilo de Twitter:

 

Con estas medidas, se espera que las campañas de información verídica se sobrepongan a las falsas y se pueda contribuir al control de esta pandemia en un esfuerzo que ha hecho, básicamente, todo el mundo.